Radeon HD 6990: El nuevo monstruo de AMD

En lo que se refiere a tarjetas gráficas, ir más rápido nunca es malo. La demanda impuesta por juegos y aplicaciones se incrementa a cada momento, y los usuarios, ya sean simple jugadores o profesionales con tareas específicas, deben hacer frente a esta demanda. Los fabricantes de hardware están conscientes de ello, y así es cómo sus modelos de más alto nivel demuestran un rendimiento sin precedentes. En esta ocasión es el turno de AMD para recuperar protagonismo con su flamante Radeon HD 6990. Es ruidosa, y genera tanto calor que siembra el miedo en los corazones de los entusiastas… pero es la más rápida del mercado, y eso vale su peso en oro.

Hasta hace poco tiempo, la Geforce GTX 580 de Nvidia era una de las mejores cosas que el dinero podía comprar. Este detalle aún no se ha visto alterado, ya que continúa siendo una tarjeta con un rendimiento de otro planeta. Pero por cada carta revelada de un lado, la respuesta por parte del otro se vuelve inevitable. AMD ya tenía en el mercado un producto que podía superar a lo mejor de Nvidia, con un detalle importante: La Radeon HD 5970 es una tarjeta con dos chips en su interior, y más memoria disponible. Sin embargo, la HD 5970 está a punto de cumplir un año y medio en el mercado, y el siguiente ejemplar de Nvidia con dos chips (la esperada GTX 590) está programado para el primer cuatrimestre de este año. De más está decirlo, AMD necesita de un soldado para proteger el fuerte.


Y así encontramos a la Radeon HD 6990, la nueva tarjeta insignia del gigante de Sunnyvale. Con el nombre código “Antilles”, y basada en la familia de tarjetas “Northern Islands”, la HD 6990 tiene unas especificaciones impresionantes. Básicamente, es la HD 6970 multiplicada por dos, sobre un mismo PCB. Dos chips con 2.640 millones de transistores, y 4 GB de RAM GDDR5 forman la base de la tarjeta. Sin embargo, encontramos velocidades de reloj un poco más bajas en comparación con la HD 6970, 830 Mhz de núcleo y 1250 Mhz de memoria respectivamente. La razón para esto no es otra más que el consumo energético y la generación de calor. Para quienes decidan que pueden darse el lujo de exprimir un poco más a la tarjeta, AMD integró en la HD 6990 un interruptor que coloca tanto a los chips como a la memoria en sus velocidades originales.


Semejante bestia concentrada en un sólo PCB tiene sus consecuencias. En el modo “por defecto”, la HD 6990 posee un umbral térmico de 375 vatios, pero con sus relojes liberados con el interruptor, el TDP puede ascender a unos temerarios 450 vatios. Estamos hablando de picos de temperatura que pueden llegar a los 95 grados Celsius, una generación de ruido que roza los setenta decibelios, y un requerimiento de fuente de alimientación no menor a 800 vatios. Al mismo tiempo, esta tarjeta necesita de una cuidadosa instalación en una carcasa que pueda resolver rápidamente los problemas de acumulación de calor en su interior. ¿Qué es lo que entrega AMD a cambio de estas molestias? Nada menos que la tarjeta más rápida del mercado. En promedio se ubica veinte cuadros por segundo por encima del mejor día que pueda tener una GTX 580, y no hay escasez de escenarios en donde la diferencia es mayor. El costo de la HD 6990 es de 700 dólares, y aunque algunos ya han destacado que comprar dos 6970 para instalarlas en CrossFire es más eficiente, nadie le quita a AMD el privilegio de estar en la cima… al menos hasta que veamos a la GTX 590.

by Eual
Extra
Link para más información

Anuncios